JAWA 350 RUTA 40

Dia 28 - San Antonio de los Cobres - La Quiaca

Hoy sábado 30 de enero, nos levantamos temprano por que nos esperaba un día largo, con mucho ripio.

La propuesta para hoy era, hacer los 18 Km. de ripio para llegar al viaducto de la Polvorilla (por donde pasa el Tren de las nubes), volver a San Antonio de los Cobres, cargar combustible y partir con destino a Abra Pampa, en donde pensábamos pasar la noche, desde donde partiríamos el domingo con destino a La Quiaca.

El Camino al viaducto se encuentra en estado bastante malo, aunque  después de hacer mas de 2300 Km. de ripio y no ver asfalto desde Cafayate, ya nos parece normal andar en los caminos de ripio – tierra – arena con ripio.

Luego de unas fotos en el Viaducto, emprendimos los 18 Km. de regreso a San Antonio de los Cobres.

Cargamos combustible y a pocas cuadras ya estaba esperándonos, como todos los días nuestra amiga…la Ruta 40.

Los primeros km. Estaban buenos, el pueblo se extiende a los costados de la ruta por algunos km, y de a poco se termina. En esta zona la Ruta 40 te pone a 3400mts de altura.

El Paisaje de aquí en adelante es muy parecido a la Patagonia,  pero con una diferencia de 3000 m de altura. En las zonas altas de la cordillera Oriental y en la Puna hay una estepa muy pobre, que deja grandes espacios del suelo descubierto. El suelo, - árido - erosionado por los fuertes vientos, sólo permite el desarrollo de pastos duros. La estepa está formada por arbustos bajos, rastreros, espinosos, de hojas muy pequeñas o sin hojas; son arbustos adaptados a la sequía. También crecen matas de pastos duros y amarillentos. Son notables los cardones que llegan a 2 m de altura.

La vida animal se reduce a aquellos grupos que pueden sobrevivir en las condiciones duras del ambiente como llama, vicuña, alpaca, guanaco y burros

 

La ruta cambia de estado cada tanto, pero el serrucho no te abandona nunca, encontramos que pegados al lado derecho, muy pegados, a tal punto que por momentos la caja de aluminio derecha tocaba la banquina de tierra, no teníamos serrucho.

Pero esta parte suave dura unos km. Luego se convierte en arena o barro y la moto comienza a flamear.

Cuando encontras una huella que te permite acelerar un poco (60 aproximadamente) te pones contento y de repente… ripio con arena…en mi caso en el ripio yo coloco los pies de tal forma que apoya solamente el metatarso en los pedalines, los brazos con los codos para atrás, y no cargo peso sobre las muñecas, trato de mantener las manos livianas, tomo el manubrio suave, no con fuerza, la moto perpendicular al suelo, no la inclino hacia los lados para cambiar de dirección, por que al inclinarla, en nuestro caso con tanto peso en la parte trasera, la rueda delantera barre de costado, por lo tanto toda corrección o cambio de dirección tiene que ser suave y larga.

En algunas situaciones para cambiar de huella en el ripio, prefiero casi detener la marcha con el freno trasero, colocar segunda y cambiar de huella (esto es en el caso de la huella profunda).

Trato de clavar la mirada en la huella lo más adelante posible para anticiparme a los cambios en el suelo, no puedo distraerme, las veces que me distraje mirando los animales o el paisaje la moto te dice “PRESTA ATENCION” te da un sustito.

Cuando entro en el serrucho grande, que parece que te desarma, prefiero frenar y buscar una alternativa a derecha o izquierda.

De esta manera entramos en la provincia de Jujuy, luego llegamos al cruce de la Ruta 40 con la Ruta 52, que te lleva al paso de Jama, desde este lugar podíamos observar las salinas, nos detuvimos 30 minutos y luego continuamos.

El cielo estaba negro, muy negro, paramos y nos colocamos los equipos para lluvia.

Luego de unos pocos km comenzaron los relámpagos con truenos explosivos muy fuertes, la Ruta 40 nos estaba despidiendo, con fuegos de artificio, luego nos dio un poco de granizo, un relámpago cayo muy cerca de Liliana y Ricardo en un poste de los que llevan las líneas eléctricas y por los cables se transmitió a otros dos postes, poniéndose al rojo los cables.

Como a esta altura el ripio pequeño estaba mezclado con tierra, con tanta lluvia comenzó a hacerse barro, tuvimos que elegir el medio de la ruta, que estaba un poco abovedada, pero con el barro sentías que la cola de la moto se te corría para el lado de la banquina.

Cruzamos muchos badenes, por momentos parecía que estábamos en medio de un desierto.

Ya el cansancio se notaba en los rostros de los cuatro, y de esta manera…Llegamos al cruce de la Ruta 9:

 Esto significa:  EL FINAL DE LA RUTA 40, si, llegamos al final, el ripio se termina 100 m antes de llegar a la ruta 9, no hay carteles que indiquen el final de la Ruta 40.

La tormenta nos seguía, estaba sobre nosotros, el viento estaba fuerte, entonces decidimos seguir para buscar alojamiento en Abra Pampa.

Pero al ver los carteles que solo faltaban 80 km para La Quiaca, lo alcance a Ricardo, nos miramos, nos entendimos, los dos dijimos a La Quiaca… 20.30 hs…llegamos a La Quiaca.

Los cuatro estamos muy felices, no podemos creer  haber llegado, después de tantos momentos difíciles, de tantas partes intransitables

Dimos unas vueltas por el centro, buscamos alojamiento, fuimos a cenar, a brindar y luego a descansar.

Estamos muy felices.

(Tengo dificultad con la conexión de Internet, no funciona nuestro USB de Claro, estoy escribiendo desde un ciber, subiré las fotos, desde la primera ciudad que tenga mejor señal)

Roberto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                   De esta manera concluye la Ruta 40 en Jujuy

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Querido Patricio, tantos años! No sabia si eras vos hasta que lei lo del accidente de Alejandro, sobre ese proyecto que quedo trunco. Ojala esto te llegue. Te mando un beso grande.

hola patricio .estube leyendo tu ruta de viaje y me parecio buenisima. una pregunta vos tenias un amigo que se llamaba gustavo hernandez que vivia en vicente lopez eramos un grupete que saliamos en moto por los años 77

solo para corregir el mail Gracias

un abrazo con el corazon motociclista desde bahia blanca;me volaron la cabeza a mis jovenes 56;a los 19 nos fuimos 2 amigos en zanella 180 pero en Arequipa se mato mi amigo y me tuve que volver habiendo hecho solo 5000 kms;ahora volvi a las motos y leyendo este viaje espectacular me contagian y me hacen temblar;las felicito a las pasajeras realmente una garra tremenda un abrazo gigante desde esta ciudad adoptiva;una curiosidad pues me impacto la moto.a cuanto se puede crucerear en asfalto en condiciones normales? 100-110;roberto,vos estabas en Av Juan B Justo hace muchos años?ahi habia un negocio de Jawa y siempre nos hablaba de su Jawa el negro Carmelo cuando vivia yo en Bs As y andaba en Triumph hace mil años je je;un nuevo abrazo Patricio Watkins

FELICITACIONES A LOS CUATRO!!!!!!!!!!!!!!!!! AHORA SE PUEDE DECIR SUEÑO CUMPLIDO!! LES DESEO UN FELIZ REGRESO(Sera para Uds.una visita hasta El Jaguel despues de todas las cosas que pasaron) Por muy buenas personas se merecian esto y mucho masLOS ADMIRAMOS!!!!!!!!! LES MANDAMOS ABRAZOS Y BESOS PARA TODOS!!Michelle y Estela

Felicitaciones por tan dificil travesía, los he leido desde hace poco,pero siento como si hubiera recorrido todo el camino junto a ustedes. No conocía la existencia de la ruta 40, pero la "conozco" gracias a ustedes. Noble máquina la jawa 350, espero algun día poder subirme a una de ellas y sentir como si estuviera viajando como ustedes. Muchas felicitaciones, les espera el mejor de los regresos

¡Misión Cumplida! ¡Ah, las utopías! ¿Qué sería de la vida sin ellas, no? Algún genio dijo que son como el horizonte, que simplemente está ahí esperando, provocando que vayamos tras él. Cuando avanzamos un paso se aleja un paso, cuando corremos kilómetros para intentar alcanzarlo vuelve a estar así de lejos. Como algo que simplemente nunca podremos tener. ¿Pero, entonces para qué podrían servir las utopías? Justamente para eso, para que nunca dejemos de avanzar, de buscar, de intentar mejorar y de seguir soñando, porque a veces puede pasar como en este caso, que ciertos sueños se hagan realidad, dándole verdadero sentido a la vida. MIL FELICITACIONES, Y NOS VEMOS PRONTO!!!

FELICITACIONES A LOS CUATRO, hay algo mas hermoso y gratificante que cumplir los sueños...? realmente creo que no, por ello mas alla de haber cumplido un sueño han sentado un precedente que no muchos puede adjudicarse, realizar una de las travesias mas duras de Argentina, la Ruta 40 en toda su extension uniendo ambos sectores El Sur y el Norte pasando por el kilometro cero, en una motocicleta totalmente nueva como lo es la Ruta 40, habiendo culminado la parte mas dura del recorrido... que decir Mision Cumplida...!!!, el regreso a Buenos Aires sera como pasear por Florida... Solo como corolario, mas alla de ese saludo y las felicitaciones quiero dejar sentado como un usuario comun de la Jawa Ruta 40, la nobleza de la misma, en este momento me encuentro en la Tierra del Fuego, mas precisamente en Rio Grande, con 3000 km de uso lista para hacer el service y habiendo transitado por duros sectores de ripio, no he tenido un solo inconveniente, la moto se ha comportado de maravillas, el unico problema fue que al ir hoy a hacer el service oficial, la Concesionaria estaba de vacaciones, que hacer???, solo me limite a llamar a Emilio quien desde mas de 3000 km me dio la solucion al instante... entonces como no confiar en la calidad Jawa...

Realmente los envidio sanamente,conci de su viaje por la revista informoto,casualmente estaba buscando info de vuestras motos,ya que quiero cambiar la q tengo,sigan disfrutando del viaje y suerte atte.DIEGO

Añadir un Comentario: